Mi ocio terminó

Y lo digo con todas las letras. Probablemente me dedicaré a la vida del seminarista en cuanto a lo que juerga y ocio se refiere…porque ya se me han acabado las opciones de retrasar el momento: ESTUDIAR EN SERIO LAS OPOSICIONES. Acabo de pasar una tarde agradable en casa, comiendo con amigos y deleitándonos con las gracias habituales, pero la verdad es que estoy un poco acojonada por el miedo que tengo si no logro  sacármelas, con el consiguiente y más que potencial riesgo de perder el trabajo…Lo del post es más bien un desahogo que otra cosa, y necesitaba soltarlo. Es lo que ocurre siempre cuando estudias/debes estudiar: Sabes que no te quedan más narices que ponerte, pero cada vez que ves la montaña de folios, te desanima en mayor grado del que te motiva.

Este post va dedicado a todos los opositores, estudiantes de cualquier ámbito y cualquier otra situación que suponga pelarte los codos. Mucho ánimo para vosotros y para mí. Ciao.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Codos, Job is funny!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s