Resaca

Y digamos que a estas alturas ya estoy algo familiarizada con el proceso. Ayer fui con una compi del curro a la Latina, por eso de las fiestas de la Virgen de Agosto. Muy de casetas, guiris y no guiris con gafas con lucecitas, barras iluminadas y demás atrezzo propio de estos eventos. Me tomé 2 cervezas con limón en los chiringos, después una Heineken en el Mona Lisa ( sentí volver a los 18 años al entrar allí) y tras eso, un dolor de pies indescriptible por los zapatos de tacón (debo amortizarlos, para unos que tengo) fuimos al Garamon, local de “pijos” por así decirlo en Claudio Coello, donde me tomé una copa, y he amanecido con la, muy posiblemente, peor resaca que recuerdo de mi historia. Joder! qué dolor de cabeza, que sinvivir, sumado a la fotofobia cuando me metí en la cama…además de una intolerancia a sólidos y líquidos que ha hecho replantearme el estar en dieta absoluta y a base se sueroterapia…Qué mal lo he pasado coño!.

No sé si será que ya no estoy hecha al garrafón (que es posible, sin mencionar que cada copa te costaba la alegría de 10 euros) o que ya mi cuerpo no se recupera como hace 3 ó 4 años…Fatal fatal fatal.

Nota positiva: Siempre hay fiesta en Madrid.

Nota negativa: todo lo anteriormente mencionado.

Nota surrealista: En la Latina, un viejo loco (pero de los de verdad) nos vino a decir que si queríamos su nombre y su página web para describirnos nuestro ¡futuro y personalidad! (te cagas) y ni corto ni perezoso, ante nuestra más que previsible negativa a tan magna oferta, farfulló unos cuantos sinsentidos verborreicos para al final, soltarnos: – Alegraos de que ésta no sea vuestra última noche con vida….Muy fuerte con el amigo “Carmen de Mairena”. Estoy por buscar su mail y decirle: -No, no, Estimado Señor Colgado, no fue mi última noche con vida, pero al día siguiente le prometo que lo deseé con la putísima resaca que pasé. Valiente personajillo…

La otra anécdota curiosa fue que, en Garamon, uno de los de seguridad, y a mí por puro rebote , nos llamó al orden para acompañarle a la barra ( mi compi le conocía) y, creyendo que nos invitaría a una copa, nos invitó a ¡ una botella a cada una!…No creo que me vuelva a pasar algo así…En fin, cosas surrealistas del mundo de la noche.

Un saludo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Caspa y decadencia de la sociedad, Porque yo lo valgo!, Redescubriendo Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s